Make your own free website on Tripod.com

W I C C A

El Dios y la Diosa
Wicca
Links de otras paginas
Libros Wicca
Arquetipos
Chat
Glosario Magico
Leyes
Relajacion
Gerald Gardner
Elementos
Pentaculo o Pentagrama
Sabbats
Rituales
Rituales en la vida Wiccana
El trazado del circulo
Descargas
Los Dioses
Panteon celta
Nombre Wiccan
Alfabetos
Simbolos
Triada o Triquerta
Los Esbats
Principio Wiccano
Creencias Wicca
Herramientas
Historia Wicca
Magia
Categorias Magicas
Autodefensa psiquica
El Dios y la Diosa
Iniciacion
Las velas
Magia de las piedras
Lema Wicca
Deidades

 

  EL DIOS Y LA DIOSA

           El  Dios y la Diosa son los aspectos divinos de los principios masculino y femenino, escénica de toda vida. En la antigüedad las personas vivían en más estrecho contacto con la naturaleza y, de forma instintiva, relacionaban a sus dioses con los elementos de la naturaleza.
En muchas culturas los símbolos de la Diosa eran la tierra y la luna, en tanto que los de su consorte eran el cielo y el sol. Ella es el misterio oculto; él es la energía desatada. Cuando ambos se encuentran tiene lugar la creación. Como la Diosa es la personificación de la tierra, se la hace equivaler a la madre, que nos alimenta y provee para nuestras necesidades.
Las civilizaciones antiguas construyeron templos y santuarios como tributo a su poder y a su fuerza; se celebraban grandes festividades en su honor. Ella era el objeto último de toda la adoración religiosa en el mundo antiguo, ya que sin la protección de la pródiga y divina madre, el hambre asolaría la tierra. Como gran proveedora que era, estaba intrínsecamente vinculada con el destino de la humanidad.
Participar en un acto que apaciguaba y complacía tanto a los seres mortales e inmortales era considerado como la más excelsa forma de devoción.

Como el mundo contemporáneo parece aquejado de problemas insuperables, las persona comienzan a poner sus ojos en la antigua mitología de la Diosa para encontrar sus propias soluciones. Por esta razón, hemos de permitir vivir de nuevo a la Diosa; la hemos de incorporar de nuevo a nuestras vida porque necesitamos sentir nuestro orgullo interior.
La Diosa es la inspiración divina de la humanidad. No es sólo la reina de los cielos y de la tierra, es además Diosa del amor sexual. A través de la unión con ella la humanidad puede retornar a su suprema gloria espiritual. No obstante si se quieren alcanzar  sus aspectos más fructíferos la unión ha de ser un acto de profunda y desesperada devoción.
Según los textos y escrituras antiguos , los humanos estamos hechos a imagen de Dios. Esto significa que todas las mujeres en la faz de la tierra encarnan el principio femenino, y que todos los hombres personifican el principio masculino.
Es hora ya de que mutuamente se reconozcan su mérito y potencial. Ello no se puede conseguir  con un espíritu de competición y rivalidad. Requiere, por el contrario, un mutuo respeto fundamentado en la necesidad natural que los unos tenemos de los otros, una necesidad que sólo un ser opuesto puede satisfacer.

"El Poder y los Rituales de la Brujería Positiva"
Susan Bowes

Símbolo de la Diosa             Símbolo del Dios
 

LA TRIPLE DIOSA


 

La Diosa, a la vez que representa el carácter femenino de la creación, también representa los estados de la vida como la Triple Diosa. Esta se compone de La Doncella, La Madre y La Anciana. Cada una de ellas representa un carácter de la vida humana, como también estas son representadas con los estados de la luna.
Esta imagen que se reverencia en Wicca está basada en las imágenes más antiguas de la Diosa.
Cada uno de estos aspectos de la Diosa tiene sus características particulares:

LA DONCELLA
Es el aspecto más joven de la Diosa, es ingenua y a la vez seductora, enamorada y curiosa, representa la niñez y juventud del ser humano. Su estación regente es la primavera, donde se reinicia el ciclo dando lugar al renacimiento de la vida.
Su estado lunar es la luna creciente.
Se le invoca para la belleza, el romance y la juventud.

LA MADRE
Es el aspecto maduro de la Diosa, es maternal y compasiva, pero a la vez protectora de sus hijos. Representa la madurez del ser humano. Su estación regente es el verano y el inicio del otoño, cuando es época de cosecha, cuando la tierra da sus frutos.
Su estado lunar es la luna llena.
Se la invoca para la protección, la fertilidad, la madurez y las relaciones estables.

LA ANCIANA
Es el aspecto de la vejez de la Diosa, es sabia y experimentada, nos orienta y aconseja. Representa la vejez del ser humano. Su estación regente es el final del otoño y el invierno, cuando las hojas caen y el frío inunda la tierra.
Su estado lunar es la luna menguante.
Se le invoca para la sabiduría, la vejez y la muerte